miércoles, 13 de enero de 2016

Pollo a la naranja



Hay formas y formas de hacer pollo a la naranja. ¡Fíjese en esta, qué fácil! Desprese un pollo, quítele la piel y acomode las presas en una asadera, sin encimar. Entonces  cúbralas con la siguiente mezcla: ½ taza de jugo de naranjas, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de mostaza, 1 cucharadita de pimentón, ¼ de salsa Tabasco (o parecida… ¡bah!), 3 cucharaditas de ralladura de naranja y 1/3 de taza de aceite. Así las cosas, cocine todo en horno caliente 45 minutos; y, llegado este tiempo, vuélquele 1 lata mediana de champiñones, en tajaditas y con todo su jugo; y siga cocinando un rato más (¿15 minutos?). Resultado: “El éxito justifica la acción” (Ovidio). ¡Glup!


martes, 12 de enero de 2016

Torta de chocolate


¿Me deja que, a pedido del público, le explique la receta de la torta de chocolate que esa tarde presidió la mesa del té? Forre un molde así de normal con una “minimasa” hecha con ½ taza de harina, 50 gramos de manteca y 2 cucharadas de azúcar. (Estírela con los dedos dentro del mismo molde enmantecado y enharinado: debe quedar finita como papel. Y no importa si no llega a los bordes…). Entonces rellénela con esta preparación: 4 yemas batidas con “casi” 1 taza de azúcar, más 150 gramos de chocolate derretido con 100 gramos de manteca. Todo bien pero bien batido y, al final: 150 gramos más de chocolate cortado en trocitos, 4 claras a nieve y 2 cucharadas de harina común al ras, incorporados suavemente. Única recomendación: Horno caliente hasta que esté firme, pero húmeda. Una vez desmoldada y fría, yo le cubro la superficie con crema chantilly al chocolate, la tapo con crocante de nueces y decoro el borde con copitos de chantilly alternados con mitades de nueces y cerezas al maraschino. Después de probarla, ¿quién tiene coraje para hablar de crisis? “Antes perder la vida que la esperanza”… (Quintiliano).


lunes, 11 de enero de 2016

Baño de glasé


INGREDIENTES

Clara, 1
Azúcar impalpable tamizado, ¼ kilo
Jugo de limón, ½  cucharadita
Almíbar a punto de hilo flojo, un poquitito (1, 2 ó 3 cucharaditas)

PREPARACION

  1. Ponga a batir el azúcar impalpable con la clara y el jugo de limón, hasta que se haga una pasta esponjosa y que forme un piquito al apoyar sobre ella una cuchara y levantarla de golpe (glasé real).
  2. Agréguele de a poquito almíbar a punto de hilo flojo, hasta que tome consistencia como para correr por si solo.
  3. Utilice como indique la receta.


domingo, 10 de enero de 2016

Dulce de limón


(Un dulce no tan dulce)


Lo que lleva:

Huevos, 4
Azúcar, 2 tazas
Manteca, 70 gramos
Jugo de limón, 3/4 de taza
Ralladura de 2 limones


Como se hace:

Mezcle en una cacerolita los huevos con el azúcar y el jugo de limón. Agrégueles la manteca cortada en pequeños en trocitos

Ponga la cacerolita a fuego medio y mezcle continuamente con cuchara de madera (sin batir), hasta que la manteca se funda y el dulce espese como mermelada

Retire la cacerola del fuego y mézclele la ralladura de limón. Vierta en un bol y... ¡ni se le ocurra batirlo ni revolverlo! Perdería la consistencia que debe tener: es un dulce espeso y translúcido.



sábado, 9 de enero de 2016

Medialunas "vikingas"



            Cuando la crisis amenaza con acabar con nuestros “vicios” (y tomar mate o café con leche con medialunas es uno de ellos) siempre nos ingeniamos para protegerlos y no abandonarlos en el camino. Esta vez asumo la defensa de las medialunas y de  mi colección de ensayos le ofrezco una variedad de fórmulas: desde las más simples hasta las más complicadas. ¡Pero todas ellas excelentes!

  • Medialunas “vikingas”

INGREDIENTES

Levadura prensada, 30 gramos
Azúcar, 2 cucharadas
Huevo, 1
Leche, 2/3 de taza
Sal, 1 cucharadita
Harina, 2 tazas y cantidad extra
Manteca, 200 gramos (blanda)


VARIOS

Manteca derretida, para pintar

PREPARACION

  1. Coloque la levadura prensada y el azúcar en un bol. Deje reposar 10 minutos. Al cabo de este tiempo bátala enérgicamente hasta convertirla en una pasta.
  2. Mezcle la leche con la sal y el huevo batido.
  3. Agréguele la pasta de levadura.
  4. Incorpórele la harina de a poco, mientras bate con la mano abierta hasta obtener una masa que se desprenda del bol. (Si hiciera falta, agréguele un poco más de harina para que no se pegotee. Pero… ojo: debe quedar una masa tiernísima.)
  5. Vuelque el bollo sobre la mesada y amáselo hasta que esté liso y elástico.
  6. Estire la masa, déle forma cuadrada y déjela de ½ cm de espesor.
  7. Tome ¼ parte de la manteca blanda y unte con ella la superficie de la mesa.
  8. Doble la masa de la siguiente manera: de derecha a izquierda y de abajo hacia arriba: de este modo quedara doblada en cuatro, encerrando la manteca.
  9. Repita la operación 3 veces más, hasta terminar con la manteca.
  10. Ponga la masa en una bolsa de polietileno, ciérrela flojamente y estaciónela en la heladera 5 horas o hasta el día siguiente.
  11. Estire la masa en forma rectangular y déjela de 3 mm de espesor.
  12. Píntela con manteca derretida.
  13. Córtela en tiras de 10 cm de ancho; divida las tiras en triángulos.
  14. Arrolle cada triangulo desde la base hasta el vértice. Arquee cada rollito dándole forma de medialuna. Distribúyalas espaciadas sobre placas enmantecadas y presióneles bien los extremos.
  15. Tape las medialunas con un polietileno y déjelas en lugar tibio hasta que estén bien hinchaditas.
  16. Cocínelas en horno caliente hasta que estén doraditas.
  17. Al retirarlas del horno píntelas, en caliente, con el almíbar.

NOTA: Si quiere hacerlas saladitas reduzca el azúcar a 1 cucharadita y aumente la sal a 2 cucharaditas. Y en lugar de pintarlas al final con almíbar, hágalo con manteca derretida.