sábado, 10 de diciembre de 2016

Pollo con champiñones






Ingredientes

Pollo cortado en presas, sin piel, 1
Manteca, 100g
Sal y pimienta negra, a gusto
Cebolla rallada, 1
Whisky o cognac, 1/2 vaso (50cc)
Caldo de verduras, cantidad necesaria
Champiñones, 1 frasco grande
Perejil picado, 1 cda.
Crema de leche, 1 pote
Yemas, 2
Papas noisette, fritas, a gusto


Preparación

1. Sazone las presas de pollo con sal y pimienta.
2. Dórelas en la manteca, a fuego suave. Agrégueles la cebolla.
3. Cuando estén doradas, rocielas con el whisky o cognac y préndales fuego. Deje arder sobre el fuego unos segundos y luego tápelas, para sofocarlo (¡no se queme!).
4. Cocine a calor moderado, mientras va echando chorritos de caldo y del líquido de los champiñones, hasta que se forme una salsita.
5. Una vez cocidas, y 5 minutos antes de retirar de la cocción, agregue los champiñones cortados en láminas (o enteros, si quiere impresionar...).
6. Por último, espese la salsa agregando las yemas batidas con la crema de leche, y revuelva sobre el fuego hasta que la salsa espese pero sin que llegue a hervir.
7. Sirva el pollo con toda la salsa y acompáñelo con papitas noisette fritas. ¡Glup!


¡Gracias, Susana!


martes, 6 de diciembre de 2016

Pan dulce



Disuelva 100g de levadura en un poco de leche tibia y mezcle en un bowl grande junto con 250 g de manteca blanda, 350 g de azúcar, una cucharada de agua de azahar (extracto no), una cucharada de extracto de malta y dos cucharadas de coñac. Luego ingéniese para formar una masa agregándole de 8 a 10 huevos y por lo menos un kilo de harina. Cuando el bollo esté hecho póngalo en un bowl, tápelo  (yo le pongo papel film y un repasador grande) y váyase a dormir tranquila hasta el otro día, sin estar ansiosa espiando la masa. Al otro día mézclele a la masa 1/2 kg de frutas abrillantadas cortaditas, 250 g de pasas sin semillas y 100 g de almendras o lo que le guste, respetando cantidades. Ponga en moldes , píntelos con huevo hágales la incisión tradicional y sin dejarlos levar cocínelos en el horno hasta que toda la casa huela Navidad!!



lunes, 5 de diciembre de 2016

Caponata



Hay muchas clases de ensaladas. Generalmente las simples las usamos como guarnición. Pero hay otras, las compuestas por hortalizas y otros ingredientes, que ganan el status de una importante “entrada fría”. Ambas son, en esencia, “una mezcla confusa…” Pero si a estas últimas usted tiene la ocurrencia de presentarla en copas (esas para cóctel de langostinos que jamás usó, o esas para Borgoña blanco que guarda para las visitas…) de pronto se convertirán en la mejor apertura para un menú “paquete”. Aquí le ofrezco algunas sugerencias. ¡Pero recuerde que la imaginación no tiene limites! “La imaginación es un laboratorio donde todo se fabrica a nuestro gusto”.

  • Caponata
Hay 9098789 versiones de esta exquisita mezcla. Yo sigo publicando la fórmula que hacía mamá y era la delicia de todos.


INGREDIENTES

Galletas marineras, 4
Dientes de ajo, gordos, 2
Tomates pelados, sin semillas, cortados en gajitos, 2
Sal y pimienta, a gusto
Atún en aceite (o al natural, si lo prefiere), 1 lata grande (400 gramos)
Pepinitos en vinagre, cortados en rodajitas, 100 gramos
Huevos duros, cortados en gajos, 3
Filetes de anchoa en aceite, 6
Aceitunas negras, descarozadas, 200 gramos
Morrón verde (grande y gordo)  cortado en tiras finas, 1 (o chauchas “balina” cocidas)
Vinagre, a gusto
Aceite, a gusto


PREPARACION
  1. Frote las galletas marineras con los ajos (yo que usted, pincho el ajo con un tenedor y ataco así a las galletas con todas mis fuerzas. Recuerde que el olorcito a ajo debe ser prioridad de la ensalada y no de sus manos…).
  2. Parta las galletas en trozos, cacheteándolas con el bate-bifes o el mango de una cuchilla, o un martillo, o… ¡Oh!)
  3. Coloque los trozos de galleta en una ensaladera grande y cúbralos con los gajitos de tomate. Sazónelos con sal y pimienta.
  4. Escurra el atún, divídalo en trozos (¡no lo deshaga!) y distribúyalo sobre los tomates.
  5. Cubra el atún con las rodajas de pepinitos, los huevos duros cortados en gajos, las anchoas cortadas en trocitos y las tiras de morrón (o las chauchas).
  6. Tape la ensalada y déjela estacionar en la heladera por lo menos 3 horas.
  7. En el momento de servirla, destape la ensaladera y rocíe los ingredientes con vinagre y aceite.
  8. Agréguele las aceitunas negras descarozadas y mezcle bien para que todos los ingredientes se distribuyan… ¡sin desintegrarse!
  9. Distribuya la “caponata” en copas (tratando de que en cada una haya “un poquito de todo”) y sirva.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Arrollado salado


Bata 6 yemas con sal y pimienta a gusto, hasta que espesen y tomen color clarito. Reserve. Bata 6 claras a punto de nieve y viértalas sobre las yemas. Espolvoréelas con 6 cucharadas de harina y mezcle en forma envolvente

Extienda la mezcla sobre una placa forrada con papel manteca enmantecado (sin harina). 
Cocine en horno bien caliente, de 5 a 7 minutos (si se seca, se quebrará al enrollarlo). Extienda un repasador apenas húmedo y espolvoreado con azúcar molida

Retire del horno, levante el papel e invierta el arrollado sobre el repasador húmedo. Con la parte no filosa de un cuchillo, presione el papel a lo largo (como si acariciara al gato). Recién entonces despegue el papel suavemente

Si no va a rellenar enseguida el arrollado, cúbralo con un papel limpio y enróllelo con el papel adentro.


Una vez frío, úntelo con mayonesa (u otro aderezo), extienda sobre él el relleno salado que guste (juliana de lechuga, jamón cocido, aceitunas, huevo duro, trozos de tomate, ligados con poca mayonesa)

Manténgalo en la heladera hasta el momento de servir.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Pollo a la suiza


Dado su bajo tenor graso, el queso de bajas calorías es ideal para componer rellenos, pues corre menos riesgo de “licuarse” y filtrarse al exterior. Esta receta admite todas las variantes que su imaginación le dicte. Lo importante será siempre manejar ingredientes de bajo valor calórico para poder tener el pretexto de cocinar en beneficio de la estética… “Cuántas veces el hombre emplea los argumentos más disparatados,  no tanto para convencer a los demás, ¡sino para convencerse a sí mismo!”…


INGREDIENTES

Pollo, deshuesado, 1 (grande)
Sal, pimienta y nuez moscada a gusto
Rodajas gruesas de papa, cantidad necesaria
Queso de bajas calorías, en tajadas, 300 gramos
Jamón cocido, desgrasado, cortado en tajadas, 300 gramos
Cebolla rallada, 1 cucharada
Perejil picado, 1 cucharada
Huevo, 1
Champignons, 1 lata grande
Queso de bajas calorías rallado, 3 cucharadas


Salsa blanca dietética

Líquido de los champiñones, más la leche necesaria para completar:

1 taza
Harina, 2 cucharadas
Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto


PREPARACION

  1. Lave el pollo y séquelo bien.
  2. Estire la piel de la pechuga hacia atrás, y cósala a la espalda del pollo, a fin de cerrar la abertura del cogote.
  3. Sazone el pollo por fuera solamente con sal y pimienta.
  4. Disuelva la harina en la taza de líquido frío compuesto por el líquido de los champignons y la leche que sea necesaria.
  5. Coloque sobre el fuego y revuelva constantemente, hasta que hierva y espese. Retire y bata la “salsa blanca” hasta que esté bien lista.
  6. Agregue los champignons cortados en tajaditas, la cebolla rallada y el perejil.
  7. Ligue con el huevo.
  8. Sazone con el queso rallado, sal, pimienta y nuez moscada. Enfríe.
  9. Rellene el pollo de la siguiente manera: a) Tapice el interior con la mitad del jamón cocido). b) Sobre el jamón distribuya la mitad del queso cortado en tajadas. c) Sobre el queso extienda el relleno de champignons. d) Termine de rellenar con una capa del queso y jamón restantes.
  10. Cosa la abertura inferior y ate el pollo con dos ligaduras para que no se deforme al cocinar; una a la altura de las alas; y otra, sujetando las patas.
  11. Acueste el pollo sobre las rodajas de papa que habrá distribuido sobre una asadera ligeramente aceitada. (Esto se hace para que la piel del pollo no se adhiera a la asadera durante la cocción).
  12. Pinche el pollo repetidas veces con una aguja.
  13. Vierta en la asadera 1 taza de agua.
  14. Cocínelo en horno moderado, salseándolo durante la cocción con su propio jugo, pero sin darlo vuelta.
  15. Cuando esté bien doradito, retírelo del horno.
  16. Sírvalo tibio o frío, acompañado con ensalada de hojas.


fuente: Recetario Santa Rosa



jueves, 1 de diciembre de 2016

Vitel Tonné







Un clásico las Fiestas argentinas, pero reversionado a la manera de la gran cocinera

Felices fiestas amigas y amigos! Hace más de... Bueno, hace muchísimos años que pasamos juntos las fiestas de fin de año; y hace exactamente el mismo tiempo que para esta fecha intercambiamos los mismos deseos. ¡Gracias por entenderme! ¡Gracias por apostar a la vida aun en las cosas más pequeñas que a diario hacemos: saber sonreír, saber comprender a tiempo, saber soñar, saber soportar, saber amar, saber convivir, esperar, agradecer, compartir, perdonar…¿Qué dice? ¿Que me olvidé de agregar en la lista “saber cocinar”? Usted conoce la respuesta mejor que yo. Ojalá la receta que elegí para hoy haya acertado con su gusto. Tal vez ya sepa la receta de memoria. O tal vez alguien quiera aprenderla para agasajar a los suyos. Pero seguro que alguien entrará y preguntará: ¿Hay vithel thoné? Aquí va una de tantas recetas “a mi manera”.

Vitel Tonné

1 Prepare un peceto bien cocido.

2 Para la salsa:

Procese 6 yemas de huevo duro, 400 gramos de atún en aceite escurrido, 8 filetes de anchoa en aceite, 1 taza de aceite y 1 de vinagre.

3 Pase a un bol y añada mayonesa hasta obtener una mezcla bien cremosa.

4 Pruebe y si hiciera falta, rectifique el sazonamiento.

5 Unte una fuente honda con un poco de salsa, distribuya rodajas de peceto y siga haciendo capas de peceto y salsa.

6 Termine con una capa de salsa y adorne a gusto.


miércoles, 30 de noviembre de 2016

Torta Pascualina


INGREDIENTES

Masa, la de su preferencia
Espinacas, cocidas y re-exprimidas, 4 atados
Cebolla, picada, 1 (grande)
Diente de ajo, picado, 1
Manteca o aceite, 4 cucharadas
Laurel, 1 hoja
Queso rallado, 100 gramos
Hongos secos, remojados en agua tibia, 1 cucharada
Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto
Huevos, 4


PREPARACION

  1. Forre con la masa un molde enmantecado y enharinado.
  2. Saltee la cebolla en el aceite (o manteca) junto con el ajo y el laurel. Agréguele los hongos escurridos y picaditos.
  3. Incorpore las espinacas picaditas y saltee. Retire.
  4. Deseche el laurel, agregue el queso rallado y condimente con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.
  5. Vierta el relleno en el molde forrado. Con ayuda de una cuchara haga en el relleno un hueco, mantenga el hueco abierto con la cuchara y deslice en el un huevo entero (sin cáscara… ¿eh?). Distribuya así en el relleno 3 huevos más. Condiménteles la yema.
  6. Estire el resto de la masa y cubra el relleno, presione ambas masas, recórtelas prolijo y hágales un repulgo. Practique unos cortes en la superficie de la torta para eliminar el vapor durante la cocción y cocínela en horno caliente hasta que la masa esté bien doradita y crujiente.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Morrones “fluff”


INGREDIENTES


Morrones grandes,  precocidos como indicamos aquí, 4
Calabaza hervida, escurrida y tamizada, 1 taza
Queso rallado, 1 taza
Cebolla grande, rallada, 1
Caldo de verduras, 1 cubito
Harina, 2 cucharadas al ras
Leche, ½ taza
Queso Mar del Plata, cortado en cubitos así de chiquitos, 1 taza
Sal, poca
Pimienta, un poco mas
Nuez moscada
Claras batidas a nieve, 2

PREPARACION

1.       Coloque las mitades de morrones  “boca arriba” sobre una asadera bien enmantecada. Vierta en ella ½ taza de agua.
2.       Coloque en una sartén el cubito de caldo desmenuzado junto con la cebolla rallada. Revuelva continuamente sobre el  fuego hasta que la cebolla parezca rehogada.
3.       Espolvoree con la harina, mezcle y agréguele de golpe la leche. Siga revolviendo hasta que todo hierva y espese. Retire del  fuego.
4.       Mezcle esta salsa con el puré de calabaza y el queso rallado. Sazone a gusto con poca sal, pimienta y nuez moscada.
5.       Únale los cubitos de queso Mar del Plata y, por último, las claras batidas a nieve. Rellene con esto los morrones y cocínelos en horno caliente hasta dorar.


NOTA: Si desea, sirva cada uno sobre una tajada gruesita de jamón cocido doblada en dos.



sábado, 26 de noviembre de 2016

Pan de nueces “sin T.A.C.C.”



Se trata de una fórmula libre de gluten, que lleva una mínima proporción de fécula de maíz. Pero lejos de resultar una torta seca, su miga resulta livianita y ligeramente húmeda, ideal para que usted la utilice también como “torta-base” (horneada en molde circular) para el armado de cualquier “gâteau”. Aunque – entre nosotras – así nomas, cortado en tajaditas… ¡es delicioso para acompañar un buen té! Espero que después de esta “cháchara”… ¡corra a la cocina a ensayarlo! Anímese… “Se puede resistir a todo, menos a la tentación” (Oscar Wilde) ¡Glup!



INGREDIENTES

Yemas, 4
Azúcar, 200 gramos
Nueces peladas, 200 gramos
Ralladura de 1 naranja
Jugo de una naranja
Fécula de maíz, 2 cucharadas gordas
Sal, un poquitito así
Claras, 4

PREPARACION

  1. Bata las yemas con el azúcar hasta que estén bien espumosas. (Como el azúcar que venden ahora puede hacerla caer en la desesperación… auxíliese con la batidora eléctrica. Y confórmese…).
  2. Muela o licue o procese las nueces, hasta convertirlas en polvillo.
  3. Mézcleles la fécula de maíz y frote todo entre las palmas de las manos para que la fécula se disperse y, al mismo tiempo, las nueces no se “apelmacen” (¡¡¡que antigua estoy hoy!!!).
  4. Agregue al batido de yemas la ralladura y jugo de naranjas.
  5. Mézclele las nueces frotadas con la fécula.
  6. Por último, únale las claras previamente batidas con la sal a punto de nieve.
  7. Una suavemente y vierta en un molde tipo “budín inglés” N°5, enmantecado y enmaicenado (con el fondo forrado con papel manteca).
  8. Cocine el pan en horno moderado hasta que esté firme y los costados comiencen a querer separarse del molde.
  9. Retire el pan del horno y déjelo enfriar en el molde. Recién entonces aflójele los costados con un cuchillito, desmóldelo… ¡y devórelo a su antojo!




viernes, 25 de noviembre de 2016

Bizcochitos de coco



¿Usted es de las que le gusta cualquier cosa con gusto a coco? Bueno… Estos bizcochitos no son “cualquier cosa” sino, realmente, unos bocaditos facilísimos para elevar el status de cualquier café. ¿Le cuento? Mezcle 50 gramos de coco rallado con 65 gramos de azúcar impalpable tamizado, 1 yema y 1 clara batida a nieve. Ponga en manga con boquilla lisa grande y haga “moneditas” sobre un papel impermeable grueso, enmantecado y enharinado. Cocine en horno suave hasta que estén doraditas; apoye el papel sobre la mesada humedecida con agua; déjelos enfriar y después, despéguelos. ¿Resultado? ¡Crunch!, ¡crunch!, ¡crunch!


jueves, 24 de noviembre de 2016

Arroz con leche


  1. Ponga a hervir 1 pocillo y medio de arroz (tamaño café de la época de mi abuela) en 1 litro de leche. (Ojo: que el arroz sea del tipo común).
  2. Cuando el arroz esté “casi” a punto, agréguele 1 taza de azúcar y, según su gusto, una cascarita de limón o chaucha de vainilla, más otro litro de leche.
  3. Deje hervir despacito, revolviendo de vez en cuando, hasta que el arroz esté bien cocido y cremoso. Llegado a este punto, mamá lo vertía en una fuente y cubría toda la superficie con canela. ¡Glup!


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Tiempo de chocolate


A quienes nos gustan las cosas ricas, siempre encontramos pretextos para gratificarnos. ¿Hace frio? ¡Una sopa bien calentita… y un poco de chocolate para reforzar las calorías! ¿A quién se le va a ocurrir hacer “florentinos” en pleno verano, so riesgo de que el calor les derrita el baño de la espalda? ¿O bomboncitos caseros? Estas dos recetas son para que se dé el gusto ¡ya! y esté bien pertrechada para cuando llegue agosto…


·         Bomboncitos caseros



1)      Ponga en una cacerolita ¼ de taza de azúcar, ¼ de taza de leche y 1 cucharadita de manteca.

2)      Hierva hasta que tome punto de “bolita casi dura”.

3)      Retire del fuego, agréguele 1 taza de nueces molidas o licuadas, y bata y bata y bata hasta que comience a espesar y azucararse (como si fuera “fudge”). Vierta enseguida en una asaderita chiquita enmantecada y déle cachetazos con un cuchillo hasta aplastar la pasta y dejarla de 2 cm de espesor.

4)      Una vez fría la pasta, cúbrala con chocolate cobertura disuelto a baño de María y tibio.

5)      Ponga en la heladera hasta que el chocolate se endurezca.

6)      Ahora arruine la hoja de un cuchillo calentándola cada vez, para marcar la pasta en tiras, después en cuadraditos y luego separar los “bombones”.

7)      Sírvalos en pirotines de papel metalizado, así parecen más importantes.